jueves, 19 de abril de 2012

El abejorro no sabe....

Llevo días observando a un nuevo visitante de mi terraza...
Un abejorro audaz que se siente atraído por las primeras flores de azahar de mi jóven limonero.
He intentado capturarlo en fotografía, pero entre que me quedo absorta admirándolo y que me niego a que se esfume ese momento yendo a por mi móvil ... he acabado buscando por aquí una foto de algún colega suyo...
Este de que os hablo, no se deja atrapar ni yo tampoco me esfuerzo por lograrlo...
Me conformo con el deléite que me proporciona su belleza.
Su pelo sedoso; sus colores brillantes, marrón oscuro, negro, dos bandas amarillas y un remate blanco cerca de la cola, en caso de que es que tenga cola...
Lo que más causa mi asombro es ver que a pesar de su tamaño, grandote, queda como suspendido encima de sus flores preferidas, y luego como si tal cosa; decide marcharse,.Etéreamente; cual si no pesara nada...
Sin poder evitarlo, vez tras otra, me recuerda a aquella sentencia que pronunció un especialista en aeronáutica de la NASA...

"El abejorro no reúne las condiciones aerodinámicas para volar... pero no lo sabe..."

No lo sabe ... y por eso vuela
Vuela;  a pesar de su tamaño, a pesar del diagnóstico del experto... ¡Vuela!

Yo vivo en una quinta planta y lo veo elevarse incluso más alto.... y me fascina....
¡Cuántas sentencias parecidas nos han pronunciado a lo largo de nuestra vida!
Cuántas limitaciones nos hemos autoimpuesto de forma parecida.... creemos que no se puede, y nuestro Cerebro, de forma automática, nos hace responder a esa autocreencia...
Quizá hoy es el momento de revisarlas. De hacer recuento de qué pensamientos nos impiden elevarnos y ponernos en acción! De reemplazar ese pensamiento caduco por otro nuevo:
"El abejorro no sabe que no puede volar, y sim embargo; vuela"

¿Qué haría que empezaras a batir tus alas...?

18 comentarios:

  1. Hola guapa. Todas las mujeres (y muchos hombres) se asustan cuando ven un abejorro, y a tí te inspira poesia, alegría, positivismo... Por algo eres tan maravillosa. Aunque yo no pueda ser objetivo, no tengo mas remedio que decirtelo y animarte para que siempre sigas en esa dirección. Lo de la telepatía, pues es posible que haya algo de eso, o puede que sea el cariño. Un beso muy fuerte para tí y para el nieto e hijo de la Gumen.

    ResponderEliminar
  2. Como ves querido anónimo, siempre uno está a tiempo de descubrir cuando una creencia generalizante ya no lo es....
    Ya has comprobado que no a "todas las mujeres les asustan los abejorros"
    ¿Qué otra creencia generalizante sería bueno, cambiar ahora...?

    ResponderEliminar
  3. Creer y crear..........se parecen tanto.....

    No sé si necesito creer o dejar de hacerlo....
    S.I

    ResponderEliminar
  4. Hola S.I
    Creer y crear... Llevas razón! No sólo se parecen; van unidas y una da paso a la otra. Un binomio inseparable de fuerzas activadoras... a veces es necesario creer y otras dejar de hacerlo.
    Dependerá de quién quieres ser. Qué quieres lograr... y qué te lo impide...
    ¿Qué te permites vivir? ¿A dónde te mereces llegar...?¿Qué te está limitando en la vida?...

    ResponderEliminar
  5. Dejar de creer........a veces la limitación es esa, cuándo se cree que no se puede dejar de creer, ilusión, esperanza, palabras que siempre me han encantado y ahora me pesan....duelen. Creer y crear, pensaré en ello para Crearme y creerme de una vez.

    S.I

    ResponderEliminar
  6. Es buenísima tu idea para explicar que las limitaciones nos la ponemos nosotros mismos, que muchas veces nos enfocamos en lo negativo, en la adversidad...en vez de tener la confianza en nosotros mismos para poder llegar ¡donde nosotros queramos!.
    Un abrazo.

    P.D: Como ves ya he encontrado tu blog. =)

    ResponderEliminar
  7. Cuando se cree que no se puede dejar de creer....
    Interesante aportación; S.I...
    Todos hemos ido creciendo dejando atrás creencias... La de los reyes magos, la del ratoncito pérez... etc...etc
    Lo que te pesa es un lastre que está pidiendo algo...
    ¿Qué crees que está pidiendote...?

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida; Lourdes:
    jajaja, me río porque nos hemos cruzado, yo estaba buscando tu blog, pero al final tú me has encontrado antes!
    Sí, enfoquémonos en lo que sí podemos... y podemos.. tanto!!!

    ResponderEliminar
  9. Se ve que a veces confundimos realidad con fantasía, pero como lo ves delante de tus narices, tan tangible, tan material, parece tan real....
    precisamente el lastre es ese, ilusión por algo imaginario......ay porqué
    no nos enseñaran a discernir ya en la escuela.....creer y crear, me sigue
    gustando. Gracias.

    S

    ResponderEliminar
  10. Me he partido de risa. Estoy aprendiendo un nuevo tipo de yoga dinámico terapéutico en el que la respiración es la que lleva al cuerpo y la mente. Como una especie de danza marcial. El sonido que tenemos que hacer es el del abejorro con la nariz. - La respiración es sonora y expansiva como la del abejorro - es el tercer pricipio del Vyayam.
    Sigue etérea, me encatas.

    ResponderEliminar
  11. De las mejores entradas que te he leído, es maravillosa. Un beso, guapa!!

    ResponderEliminar
  12. Uyyyyy... hoy mi blog está de gala! Qué lujo veros por aquí, Maritoñi y Yago!!! Dos colosos en mi vida!
    Pues ya sabes Maritoñi, a respirar como el abejorro!Sonoramente y expansivamente... a ver a dónde te lleva...
    Yago, gracias y otro beso para tí.
    S: A veces lo que tienes delante, llevas razón puede estar alimentado por la fantasía... y otras veces, lo esencial no se ve:
    Como dijo el Principito: "Lo esencial es invisible a los ojos"
    Cuidado con los espejismos...¿sí...?
    Gracias a tí!
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. No creo en la humanidad sin límites, ni tampoco creo en los límites de la humanidad. Prefiero establecer lo que yo llamo pequeños límites. Aquellos por los cuales, una vez considerados, nos hacen ser "más humanos", menos "dioses", más humildes y más compasivos con nosotros mismos y los demás.
    Recuerdo aquel poema de Gerardo Diego que dice:

    "Así te quiero,
    en límites pequeños,
    aquí y allá,
    fragmentos, lirio, rosa,
    y tu unidad después,
    luz de mis sueños".

    Pequeños límites no significa que vivamos bajo el signo de la no creencia, de la mutilación de la fe para creer que PODEMOS. Todo lo contrario, me refiero a que si pretendemos a vivir sin límites a nuestras creencias, o a vivir con límites a las propias crencias, viviremos enconsertados externamente, sin ser nosotros mismos. Prefiero como decía Gerardo Diego vivir en límites pequeños, aquellos límites que nos hacen ser lo que somos auténticamente: SERES HUMANOS en todo su DIMENSIÓN.
    Ah, también los abejorros tiene límites pequeños; cuando llueve se esconden porque saben que el agua les impide volar.

    Un abrazo a tod@s

    ResponderEliminar
  14. Otra reflexión del mundo de las creencias.
    Vivimos tiempos confusos, tiempos de desconfianza en nosotros mismos, en nuestros valores, en nuestra esperanza. Y nada mejor para destruir esta tendencia malévola que cambiar NUESTRO mundo para cambiar el mundo que nos rodea.
    ¿Y cómo cambiamos nuestro mundo?. Creyendo que se puede en primer lugar. Después, cuando hayamos creido que se puede (cuando hayamos tomado conciencia de ello), limpiemos nuestra conciencia de todos aquellos valores que el "sistema" nos ha inoculado: egoismo, falta de amor, mentiras, miedos, envídeas, competencia vital, injusticia, etc.
    Es hora de transformar nuestro mundo para cambiar el mundo. Es la hora de reivindicar que un mundo nuevo es posible. Un mundo más solidario, más justo, más equitativo, sin violencia, lleno de amor, lleno de vida.
    Fijaos, a las personas como yo se les llama: cándidas, ingenuas, infantiles, crédulas...todas sinónimas de la palabra INOCENTE. Ya me lo decían cuando era pequeño y no tan pequeño: "pero que inocente eres". Y, ¿sabéis lo que os digo?. Yo quiero ser INOCENTE, crédulo, ingenuo, cándido e infantil a la vez. Quiero CREER que un mundo posible es así, y también quiero CREER que el ser humano puede ser INOCENTE.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  15. Muchísimas gracias Hijo de la Gumen por tan profunda reflexión. Sí te animo a conservar tu INOCENCIA, te invito a vivir desde los ojos limpios, infantiles.... Te invito a vivir sin Miedos! Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Querido Faro, necesitamos unas nuevas ráfagas de luz para no encallar en entre tanta escollera y tanto fango como hay en este viaje de la vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Olá , passei pela net encontrei o seu blog e o achei muito bom, li algumas coisas folhe-ei algumas postagens, gostei do que li e desde já quero dar-lhe os parabéns, e espero que continue se esforçando para sempre fazer o seu melhor, quando encontro bons blogs sempre fico mais um pouco meu nome é: António Batalha. Como sou um homem de Deus deixo-lhe a minha bênção. E que haja muita felicidade e saude em sua vida e em toda a sua casa.
    PS. Se desejar seguir o meu humilde blog, Peregrino E Servo, fique á vontade, eu vou retribuir.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Hijo de la Gumen y Antonio Jesús.
    Vuestras palabras me inspirar a continuar...
    En breve me pongo con ello
    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Alúmbrame un poquito... Gracias