sábado, 27 de febrero de 2016

Delito de OMISIÓN

En el Código Penal de la mayoría de países del “primer mundo”; la omisión de auxilio omisión del deber de socorro es abstenerse a prestar ayuda a quien se encuentra en una situación de peligro manifiesto y grave. También se conoce como omisión propia, ya que el delito cometido es la 'propia' omisión. Por ejemplo, si una persona ante un accidente de tráfico con víctimas y pudiendo hacerlo, no presta auxilio (seguro que los que tenéis carnet de conducir lo habéis estudiado).
Pues bien, creo que lo que está ocurriendo a menos de tres horas de avión de nuestras casas es una tragedia que no podemos edulcorar. 
Felicito a todos los voluntarios y voluntarias que se están dejando la piel allí (Europa) para socorrer a los que pueden. Pero no es suficiente. Apelo a la conciencia social para que hagamos algo más.Nos asiste el derecho penal, el moral, lo ético y lo estético.
No voy a poner, hoy, imágenes sobre esa tragedia. Hoy no. Ya, creo, que casi todos las hemos visto. Desde que aquél niño con chaleco naranja, varado en la playa, sobrecogió nuestros corazones.
Hoy pongo otras fotos. De gente que me ha devuelto la esperanza.
Se supone, nos cuentan, que dejar entrar a “demasiados” pone en peligro nuestro equilibrio económico y social, pero, sinceramente, dejarlos morir en el mar, o de frío y desolación en los campos, me hace peligrar mi salud emocional, mi ética, mi moral…
Se supone que somos una sociedad civilizada, justa, del bienestar…
Somos ciudadanos del primer mundo… y por eso ponemos un cupo: «No pueden entrar demasiados».
Paseo de Almería 17.02.2016
¿Qué es ser demasiados...? 

¿No podemos entonces, hacer algo más para socorrerlos? 
Tantos dirigentes con carreras, másteres, ideas; tantas eminencias; y ¿no somos capaces de hacer algo más…?
Hoy me he sentido esperanzada de ver que no estamos dormidos del todo.
Que salimos de ese indolente letargo. Que queremos un mundo mejor, y más justo, y en este primer mundo, esta ha sido hoy la manera de expresarlo.
Y confío que a pesar de lo que comentaba un señor que pasaba por ahí, este gesto de hoy, en muchas ciudades europeas, no caerá en saco roto.

Gracias 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Alúmbrame un poquito... Gracias